Month: July 2017

Ciudad Raccoon

Salimos de la colmena, Jill, Alice y Matt fueron capturados, yo estaba herido debido a la volcadura de la camioneta, tenía que recuperar esas muestras, eran las 12:00 P.M y el sol era abrasador, mi visión estaba comprometida, parecía una carrera contra el tiempo, debía llegar por las muestras y pedir ayuda. La mansión spencer estaba abierta y el campamento de los científicos lucía abandonado, al entrar no había nadie, sólo la puerta que llevaba al subterráneo estaba abierta, no entendía que había pasado, así que decidí muy en contra de mi voluntad acercarme a la entrada del panal. Las puertas eran tan gruesas que nada podía pasar por ahí, pero al bajar sólo pude ver a un par de cientificos de Umbrella en el piso, muertos por mordeduras y rasguños. Esos idiotas re abrieron el laboratorio pero dejaron salir a todas esas cosas, quizá quedarían algunas de esas armas biológicas, decidí salir de ahí lo más pronto posible cuando vi a un hombre de dos metros saliendo, su aspecto era el un organismo infectado, tenía que salir lo más rápido. Logré recuperar el maletín e irme de ahí, el escape fue difícil porque las montañas y el bosque estaba repleto de esas cosas, en el auto era imposible que pudieran alcanzarme. al llegar a la afueras de Ciudad Raccoon los señalamientos de transito indicaban que en 30 minutos estaría en la estación de policia. Al pasar por el hospital de Umbrella en ciudad Raccoon me percaté que ahí tenía a mis amigos, estacioné el auto en un lugar seguro, entre al hospital y me dirigí a los niveles más privados y pude ver a varios científicos reunidos, sin duda ahí tenían a Jill, con unos rápidos movimientos logre noquear a varios. Al entrar Jill estaba sedada, le quité todos esos tubos y la desperté... Pasaron casi 20 minutos antes de que estuviera totalmente consciente, la ayude a salir y ahora faltaba buscar a Matt y Alice, ella fue por Alice y yo por Matt. De pronto sentí un fuerte golpe en la cabeza y perdí al conocimiento. Al despertar estaba tirado en una cama del hospital y como pude me puse de pie, al salir las luces del hospital estaban apagadas y todo estaba en silencio, esto no me daba muy buen presentimiento.