¿Sabes si has dejado un punto débil de seguridad en tu negocio o en tu hogar?

Muchas oficinas (y lo extendemos hacia el hogar), incluso aquellas que tienen un foco significativo en la seguridad, pueden potencialmente estar vulnerables a un ataque.

Incluso pueden proporcionar a las personas maliciosas un punto de entrada a toda la red de la empresa (o tu hogar).

Puesto que, aunque cada punto de la red estará totalmente protegido contra todo tipo de actividad maliciosa, algunos dispositivos pueden pasarse por alto y dejarse expuestos: ¿ya te imaginaste cuáles son? Sí, las impresoras.

Hay varias áreas clave de seguridad que necesitan ser enfocadas para asegurar completamente los dispositivos de administración de documentos y, por extensión, toda la red.

Veamos cuáles son:

  1. A) Dispositivos

Los trabajos de impresión y las credenciales de usuario almacenados en cada dispositivo deben borrarse o cifrarse frecuentemente para impedir el acceso de personas no autorizadas.

  1. B) Datos de la red

Cualquier dispositivo conectado a la red de tu empresa puede proporcionar un punto ideal para que el malware y los virus entren en ella. Al igual que una computadora, una impresora puede ser hackeada y utilizada como una puerta de enlace para causar estragos a menos que las salvaguardias adecuadas estén en su lugar.

  1. C) Control de acceso y autenticación

Cuando se imprimen documentos sensibles, están a disposición de cualquier persona, especialmente si la configuración de la impresora puede ser cambiada por quien quiera hacerlo.

Sin embargo, si hay restricciones de acceso y autenticación de usuario, cada usuario sólo tendrá los documentos y permisos a los que tiene derecho.

Debido a estas tres vulnerabilidades clave, tu red debe estar protegida con impresoras que estén siempre a la vanguardia.

Igualmente, tus datos y documentos sensibles deben estar protegidos, desde el momento en que el usuario pulsa “imprimir” hasta el punto en el que son recogidos en la impresora.

  1. D) Proteger, Detectar y Recuperar

Los dispositivos de impresión de la impresora HP Enterprise son únicos en el mercado al contar con tres tecnologías clave incorporadas que trabajan juntas para frustrar los esfuerzos de los atacantes y su auto-sanación.

Estas tecnologías conforman un sistema que incorpora todo el ciclo de funcionamiento del dispositivo, monitoreando y validando continuamente sistemas internos cruciales para asegurar que la impresora esté protegida de manera confiable en todo momento.

Las características de autocuración abordan tres pasos principales en el ciclo de ejecución de un dispositivo HP:

  1. HP Sure-start: Al arrancar, la impresora valida rigurosamente el código BIOS. Si está comprometida, por defecto utiliza una “copia dorada” segura del BIOS.
  2. Lista blanca: El código se valida continuamente para comprobar que es auténtico y firmado digitalmente por HP antes de cargarlo en la memoria. Si se detectan anomalías, el dispositivo se reinicia.
  3. Configuración de la impresora: Las configuraciones de seguridad se comprueban y fijan con frecuencia para que éstas no puedan ser sobrescritas por terceros malintencionados.
  4. Detección de intrusión en tiempo de ejecución

El dispositivo monitorea complejas operaciones de firmware y memoria para cualquier incongruencia y ante un ataque, cierra y reinicia el dispositivo.

Para tu seguridad y tranquilidad, obtén más información sobre los dispositivos que cuentan con las funciones avanzadas de seguridad de HP, como la impresora HP Enterprise Printers.

josue-vfr
josue-vfr