Tal vez tengas hermosos pisos de madera que te gustaría que tus bisnietos pudieran apreciar o quieres darle el debido respeto a los árboles que dieron sus vidas, o quizás solo quieras tener pisos brillantes.

En cualquier caso, vamos a ver cómo podemos conseguir que esos pisos se mantengan igual de brillantes y lustrosos como recién colocados.

Dentro de mi propia experiencia y preguntando a los especialistas, estos son algunos de los mejores consejos que te puedo ofrecer para mantener felices a tus pisos de madera dura, logrando conservarlos por mucho tiempo y especialmente que se vean brillantes:

1) Aspirar diariamente

Cuando renuevas tus pisos, lo que más deseas es que se vean limpios y brillantes como el primer día.

Lo mejor para conseguir ese objetivo es aspirarlos todos los días.

De esta forma no se estará acumulando el polvo y en especial esa “tierra” que podemos traer en los zapatos la cual llega a maltratarlos sin misericordia la estaremos quitando diariamente.

Si no puedes o no te da tiempo de aspirar, simplemente limpia el polvo.

2) Cera Anualmente

Cuando los pisos se encuentran encerados ocurrirán dos cosas favorables, la limpieza será mucho más rápida y lucirán brillantes.

Lo que si es importante hacer inmediatamente es limpiar los derrames.

3) ¡Vinagre! Espera, sin vinagre!

Es altamente aconsejable nunca limpiar con vinagre ni aún diluido o amoníaco para limpiar el poliuretano.

El ácido puede grabar el acabado, por lo que opacarías el acabado de tus pisos.

4) Utilizar fregonas suaves

Ya sea una fregona o un mechudo, la idea es que sea lo más suave posible. De hecho ya podemos encontrar en el mercado una variante que son paños electrostáticos desechables.

Esto debería ser suficiente para mantener las cosas limpias mientras llegas a una limpiezas profunda que puedes agendar de forma semestral.

5) Poca agua

Cuando se requiera utilizar agua para conseguir una limpieza más profunda es aconsejable que el mechudo o la fregona no se encuentre empapada.

Cuando se trata de cualquier trapeador y/o paño involucrado en el proceso de lavado y enjuague, deberás escurrirlo casi hasta dejarlo seco para que se sienta ligeramente húmedo al tacto.

El exceso de agua hará que ésta se pueda permear entre las uniones provocando que con el tiempo se hinchen.

6) Telas suaves

En cuanto a qué tipo de tela usar, se sugiere utilizar los pañales de tela ya que funcionan bien para pulir y son también los preferibles para los pisos de madera debido a que son muy suaves y absorbentes.

Si no tienes bebés o no usan tela para pañales, bien puedes conseguir en las tiendas de tela este tipo de artículo.

7) Prepárate un té

Dios mío, te encantará esta solución, implica tener colocar dos bolsitas de té en agua hirviendo. El ácido tánico que se encuentra en el té crea un hermoso brillo para los pisos de madera.

¿Alguno de estos consejos te funcionó? Espero que sí.