Desde hace tres años, trabajo en una compañía dedicada a la producción de varillas de acero. En esta compañía soy director del departamento de recursos humanos donde mi labor es más que nada encargarme del bienestar del personal así como de hacer contrataciones cuando así se requiere. Esta no es la primera vez que ocupo una posición como esta ya que he estado en tres otros establecimientos donde hacia básicamente lo mismo, no obstante por factores de la vida termine en esta empresa donde hasta la fecha me encuentro muy contento y donde también he aprendido mucho.

Durante mi experiencia laboral he notado un incremento paulatino de dificultad para los alicantes al momento de buscar trabajo, por lo que la tasa de desempleo en México ha subido substancialmente, algo que no es bueno para los ciudadanos y consecuente para el país como tal. La razón por la cual esta dificultad a incrementado se encuentra en las manos de aquellos que contratan por un lado y en aquellas de quienes solicitan empleo ya que ambos por lo general toman una actitud errónea para con los tiempos que vivimos  el día de hoy donde hay que adaptarse a lo que hay.

Por un lado, los empresarios están haciendo las cosas muy difíciles para la fuerza de trabajo, particularmente para aquellos quienes acaban de graduarse de la universidad debido a que dentro de las calificaciones que piden también está incluida una cuota importante de experiencia, misma que es imposible que un recién graduado la tenga aunque haya sido pasante en cualquier empresa ya que eso no le da el mínimo de tres años de experiencia que piden para ser candidatos elegibles para ser contratados, lo que a su vez hace que los recién graduados tomen cualquier trabajo, inclusive si este es uno que no tiene nada que ver con su giro de estudio.

Esto es algo que no ayuda nada a la juventud y a los recién licenciados debido a que no emplean el tiempo que deben de emplear desempeñando las funciones que deben de desempeñar para las cuales estudiaron. Aunque muchos empresarios dicen que este proceso de transición es uno necesario y de beneficio para los recién graduados, es un hecho que no lo es así, además de ser una transición que muchas veces desvía de manera definitiva a los recién graduados de algo en lo que hubieran sido muy brillantes y en lo que se hubieran desempeñado de manera maestra.

Por el otro lado, los recién egresados de la universidad no ponen el énfasis ni el estudio que deberían de emplear al momento de atender a una entrevista de trabajo, pensando que el currículo hablara por si solo y hará que los empresarios estén completamente dispuestos a contratarles. Cuando una aplicante va a una entrevista de trabajo, la mayoría del trabajo se hace no durante la entrevista sino mucho antes, al hacer una investigación acerca de la empresa y el hacerle saber al entrevistador por qué puede ser un buen elemento nuevo para la empresa.

Creo que ambos lados de la moneda se deben de ajustar.